filosofía

No procuro saber las respuestas sino comprender los interrogantes...

miércoles, 5 de octubre de 2011

EL HOMBRE COMO SER HISTÓRICO Y CULTURAL

“Kluckhohn, define cultura como todos los “proyectos de vida históricamente creados… que existen en un tiempo dado como guías potenciales para el comportamiento de los hombres”, y también como un sistema, históricamente derivado, de proyectos explícitos e implícitos, que tienden a ser compartidos por todos o por ciertos miembros específicamente designados de un grupo.”
La derivación histórica de la cultura dimana del hecho de que la cultura se aprende. La mayor parte de este aprendizaje procede de otros miembros del grupo social, que a su vez han aprendido su comportamiento cultural de otros. La cultura salta por encima de las generaciones, no solo de las vivientes, sino de las muertas, de las cuales han aprendido los de más edad, y en una gran proporción será transmitida a las generaciones todavía no nacidas. Pero aunque la cultura pasa a través de las generaciones, no se transmite genéticamente. Las diferencias culturales no provienen de que los diversos pueblos tengan capacidades heredadas distintas, sino de que se han educado de modo diverso. Aprendemos a hablar, a pensar y a obrar de la manera como lo hacemos, a causa de nuestra asociaciones cotidianas, y cuando estas cambian, nuestros hábitos también cambian.
No debemos permitir que el hecho de que las culturas se aprendan nos lleve a conclusiones de que todo comportamiento aprendido es cultura. Los animales también aprenden, la diferencia entre el comportamiento animal aprendido y el comportamiento humano culturalmente basado es importante, no solo para una comprensión de la génesis de la cultura, sino también para una apreciación de su naturaleza.
“Todo comportamiento humano se origina en el empleo de símbolos. Fue el símbolo el que transformó a nuestros antepasados antropoides en hombres y los hizo humanos. Todas las civilizaciones se han engendrado, y se perpetúan, solamente por el uso de símbolos. Es el símbolo el que transforma a una cría de homo.-sapiens en un ser humano… todo comportamiento humano consiste o depende del uso de símbolos. El comportamiento humano es un comportamiento simbólico; el comportamiento simbólico es un comportamiento humano.”




EL SÍMBOLO EN LA CULTURA

“Un símbolo puede definirse como un fenómeno físico (tal como objeto, artefacto o secuencia de sonidos) que posee un significado conferido por aquellos que lo usan. Este significado es arbitrario porque no tiene una relación necesaria con las propiedades físicas del fenómeno que lo soporta. Los significados de las palabras les son otorgados a estas, por la sociedad que las emplea; a un extranjero han de decirle lo que significan las palabras, o tiene que colegir su significado de una observación de las situaciones en que son usadas. Una vez que un símbolo viene a la existencia, puede ser empleado como un signo. El significado de un signo cabe determinarlo por la observación en los contextos en que se utiliza.
Los hombres simbolizan, esto es confieren significados a fenómenos físicos. El color rojo puede representar un peligro o una señal de parada en un cruce, o puede ser el símbolo de un partido político.
Esa diferencia entre los hombes y los animales es una diferencia de especie, no de grado. Hay dos aspectos principales en los que la simbolización es necesaria para el desarrollo de la cultura. La simbolización permite al hombre transmitir sui saber más eficazmente que los animales, y la simbolización hace posible al hombre salvar la brecha existente entre sus experiencias físicas discretas y convertirlas en una experiencia continua.
La cultura no consiste simplemente en modos de comportamiento aprendidos; es un acervo de modos de comportamiento aprendidos, acumulados por multitud de hombres durante muchas generaciones. la acumulación de estos modos de comportamiento aprendidos se hace posible por la creación y el uso de símbolos, sin esa aptitud, el aprendizaje es estático o no progresivo, como ocurre entre los animales.

LA CULTURA Y EL INDIVIDUO
Los seres humanos nacen dotados de ciertas cualidades potenciales para la vida cultural; pero no nacen perfectamente adaptados ya para la vida dentro de una cultura particular. Los procesos de formación de la personalidad han de ser perfectamente comprendidos, es preciso no solo comprender la cultura, sino conocer los procesos psicológicos que se dan en lo íntimo de la persona, mediante los cuales se midifica la situación cultural y se opera la mudanza en el comportamiento del individuo.
Si la cultura es parte de la condición del ser humano, el individuo tiene que aprender a ser humano. Pero los seres humanos no aprenden la cultura en abstracto, aprenden culturas particulares. Los antropólogos, suelen denominar enculturación, al proceso de adquisición de habilidades, hábitos y comportamientos, normas y valores, que el niño va adquiriendo a lo largo de su vida para integrarse a una sociedad.
En todas las sociedades la educación es un proceso continuo que empieza con el nacimiento del niño y prosigue, a lo largo de la vida entera del individuo en mayor o menor medida. En virtud de este proceso el individuo se apropia de una cultura y adquiere una personalidad.
En este punto surge una interrogante: ¿La personalidad es innata o adquirida?, para responder a esto, se debe complementar la información con el autor Fillioux.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada